CONVULSIONES NEONATALES

DIAGNÓSTICO Debido a la frecuente falta de manifestaciones clínicas es importante hacer estudios para descartar la HIV en todos los prematuros menores de 1500 g. El estudio de elección es la ultrasonografía o ecografía transfontanelar. De rutina se indica a los 7 días de vida pero si antes se considera necesario (Ej. paciente sintomático) puede ser ordenada en las primeras 72 horas de vida. De todas maneras en cualquier momento que se sospeche hemorragia intraventricular o hidrocefalia debe ordenarse una ultrasonografía craneal. El antecedente de corioamnionitis materna o encefalopatía hipóxica isquémica o sepsis aumentan la leucomalacia intraventricular. Tiene la ventaja sobre el TAC que se puede hacer al lado de la cama del paciente (No necesita trasporte), el tiempo de manipulación es menor, no recibe radiaciones ionizadas y las imágenes son de alta resolución. La punción lumbar no es necesaria para el diagnóstico, pero si se ejecuta por sospecha de sepsis y se trata de una hemorragia intraventricular los hallazgos son aumento de eritrocitos, aumento de proteínas y disminución de glucosa. La escanografía cerebral se deja para pacientes con lesiones complicadas como hemorragias en fosa posterior, hemorragias intraparenquimatosas extensas o cuando se quiere precisar un poco más la extensión de la hidrocefalia con el fin de tomar medidas terapéuticas. El estudio del LCR no forma parte habitual del estudio de HIV. Sin embargo cuando se practica por convulsiones o sospecha de sepsis, los hallazgos relacionados con hemorragia son aumento de proteínas, de glóbulos rojos e hipoglucorraquia. Mientras más elevadas sean las proteínas más severa es la lesión.
TRATAMIENTO
Intervenciones prenatales: Algunas medidas obvias como evitar los partos prematuros o atender a los prematuros extremos en hospitales con suficientes recursos pueden disminuir la incidencia o severidad de HIV. Los corticoides prenatales han demostrado efecto positivo sobre la reducción de la HIV. El fenobarbital, la vitamina K y el sulfato de magnesio muestran resultados diversos (algunos favoreciendo la intervención, otros no) pero el grado de evidencia no es suficiente para hacer recomendaciones sobre su uso rutinario.
Intervenciones posnatales: Intervenciones generales incluyen reanimación en sala de partos para evitar hipoxemia e hipercarbia, uso rutinario de vitamina K 0.3 mg/kg, mantenimiento la presión arterial lo más estable posible (autorregulación comprometida), minimizar la pérdida de calor y de líquidos, posición decúbito supino con cabeza a 30 grados centígrados, manipulación mínima, evitar intervenciones, hasta dónde sea posible, que hagan llorar al niño o que aumenten el stress, Indometacina a dosis de 0.1 mg/kg/día durante los 3 primeros días ha demostrado reducir el riesgo y severidad de la HIV.
Seguimiento de la HIV: Los estados I y II se controlan con ecografía a la 4ta semana de vida. El estado III necesita seguimiento ecográfico semanal de acuerdo al crecimiento del perímetro cefálico.