HIJO DE MADRE DIABÉTICA

DEFINICIÓN Hijo de madre con intolerancia a la glucosa de grado variable, originada o reconocida antes del presente embarazo (diabetes pregestacional) o en el presente embarazo (diabetes gestacional). Se asocia a factores de riesgo como historia familiar de diabetes mellitus tipo II, obesidad, edad materna mayor de 30 años y antecedentes de recién nacidos macrosómicos.
La diabetes tipo A1 presenta pocas complicaciones, la diabetes tipo A2, B y C se asocia principalmente con macrosomía y/o hipoglucemia, y las clases D, F, R y H son las que presentan más morbilidad.
DIAGNÓSTICO CLÍNICO Y COMPLICACIONES
Desde el punto de vista clínico el hijo de madre diabética puede presentar cualquiera de las siguientes complicaciones (Tabla 2)
MORBILIDAD EN EL HIJO DE MADRE
DIABETICA
• Asfixia
• Trauma obstétrico.
• Regresión caudal.
• Anomalías congénitas.
• Cardiopatías congénitas
• Falla cardiaca
• Cardiomiopatía hipertrófica obstructiva
• Hipertrofia septal
• Hiperbilirrubinemia
• Trastornos metabólicos: Hipocalcemia, hipoglucemia, hipomagnesemia.
• Hipervolemia.
• Macrosomía.
• Alteraciones neurológicas.
• Organomegalia
• Policitemia e hiperviscosidad
• Trombosis de la vena renal.
• Síndrome de Dificultad Respiratoria
• Síndrome de colon izquierdo hipoplásico
• Hematuria transitoria
• Prematurez
Complicaciones en hijo de madre diabética
1. Malformaciones fetales: Puede presentarse en el 9.8% de los hijos de madre diabética. Es más frecuente en los hijos de madres con diabetes pregestacional con inadecuado control de la glicemia preconcepcional y durante el primer trimestre, y cuando presenta enfermedad vascular. Las malformaciones más frecuentes son los defectos en el tubo neural, malformaciones del sistema nervioso central, cardíacas y renales. Los trastornos en el control de la glicemia y los cambios metabólicos en la madre al parecer contribuyen a los defectos observados en la embriogénesis.
2. Alteraciones en el crecimiento: La más frecuente es la macrosomía (Peso mayor de 4000 gramos en recién nacido a término o mayor del percentil 90 para la edad gestacional) y se presenta en hijos de madres diabéticas sin enfermedad vascular asociada, secundario al hiperinsulinismo fetal como respuesta a la hiperglicemia materna. La macrosomía puede ser causa de trauma obstétrico y asfixia perinatal. Con menor frecuencia pueden presentar Retardo en el Crecimiento Intrauterino (peso menor de 2500 gramos en recién nacido a término o menor del percentil 10 para la edad gestacional) en diabetes pregestacional con enfermedad vascular significativa.
3. Prematurez: 20-22% de madres diabéticas insulino-dependientes y una tercera parte de estos por complicaciones asociadas a nefropatía e hipertensión.
4. Abortos y mortinatos.
5. Trastornos metabólicos:
a. Hipoglucemia: 40-50%. Más frecuente en RN macrosómicos. Clínicamente puede presentar temblores, cianosis, apnea, letargo o hipotonía, succión débil y convulsiones. El mayor riesgo es en las primeras 4-6 horas por persistencia del hiperinsulinismo a pesar de la disminución del aporte de glucosa materno, extendiéndose el riesgo hasta las 48 horas de vida.
b. Hipocalcemia: Se presenta en el 10-50%, por hipofunción de la glándula paratiroides. Pueden presentar apnea, irritabilidad, temblor, tetania o convulsiones, disfunción cardiaca y arritmias.
c. Hipomagnesemia: Síntomas similares a los de hipocalcemia.
8. Síndrome de dificultad respiratoria: Se presenta enfermedad de membrana hialina en el 3% de recién nacidos a término por inmadurez pulmonar en especial en la diabetes tipo A, B y C. La inmadurez pulmonar puede resultar de un bloqueo en la inducción de la madurez pulmonar mediada por el cortisol secundaria al hiperinsulinismo. La taquipnea transitoria del recién nacido se relaciona con el mayor número de cesáreas. El síndrome de dificultad respiratoria también puede ser desencadenado por enfermedad cardiaca, parálisis diafragmática, aspiración de meconio, neumomediastino y neumotórax. Una relación de Lecitina / Esfingomielina (L/S) de 2:1 no necesariamente implica madurez pulmonar. Se requiere una relación de L/S > de 3.5 y un nivel de fosfatidilcolina saturado > de 1000µg/dl para confirmar madurez pulmonar