ENFERMEDAD HEMORRÁGICA DEL RECIÉN NACIDO

DEFINICIÓN Fenómeno hemorrágico secundario al déficit de vitamina K, (déficit de factor II – VII – IX – X) Profilaxis: La recomendación de la Academia Americana de Pediatría es administrar una dosis única intramuscular de 0.5 a 1 mg de vitamina K. Dado que la profilaxis con la administración de una dosis oral de vitamina K no protege totalmente de la presentación tardía de la enfermedad hemorrágica del recién nacido. La Academia Canadiense de pediatría recomienda también la administración intramuscular de vitamina K de 0.5 mg (para los que tienen peso al nacer de 1500 gr o menos) a 1 mg para los que pesan más de 1500 gr. A los recién nacidos cuyos padres rehúsen el uso de vitamina K intramuscular usar una dosis de vitamina K1 oral de 2.0 mg al tiempo de la primera alimentación y repetir entre las 2-4 semanas de edad y entre las 6-8 semanas advirtiendo a los padres que si no se suministran todas las dosis se puede presentar la forma tardía de la enfermedad. No ha sido confirmada la asociación de administración de vitamina K intramuscular y la presencia de cáncer. También se debe suministrar semanalmente a los recién nacidos que no reciben vía oral.
CLÍNICA – Temprana: Se presenta el día 0-1 de nacimiento, es secundario al uso de warfarina ó anticonvulsivantes (difenilhidantoina, barbitúricos, carbamacepina), cefalosporinas, rifampicina, isoniazida por la madre o de manera idiopática. Se manifiesta por cefalohematoma, hemorragia intratoráxica, intrabdominal o intracraneana. – Clásica: se presenta en los primeros 7 días de vida. La hemorragia principalmente es gastrointestinal, umbilical ó en piel. Es secundaria a la ausencia de profilaxis, especialmente en niños alimentados con leche materna. – Tardía: Se presenta entre las 2-12 semanas de vida principalmente en niños alimentados exclusivamente con leche materna quienes no han recibido profilaxis con vitamina K o esta ha sido incompleta, además de los que presentan defectos de mala absorción (colestasis, fibrosis quística, etc.);uso prolongado de antibióticos.
DIAGNÓSTICO El laboratorio muestra tiempo de protrombina (en forma más importante) y el tiempo parcial de tromboplastina prolongados. El resto de las pruebas de coagulación son normales (plaquetas, fibrinógeno, etc.).
TRATAMIENTO Se administra 1-2 mg/kg de Vitamina K1 (fitomenadiona) intramuscular o intravenosa más plasma fresco congelado (10 cc/kg) para reemplazar factores de coagulación vitamino K dependiente. Es aconsejable suministrar primero el plasma fresco congelado en casos severos. En los casos de uso de anticonvulsivantes por la madre se previene la hemorragia suministrándole vitamina K1 (fitomenadiona) en el último trimestre del embarazo. La administración endovenosa solo es recomendada en casos severos dada la posibilidad de reacción anafilactoide y se debe administrar lenta 1 mg por minuto.
LECTURAS RECOMENDADAS
– Brown M, Phibbi R, Sola A. Alteraciones frecuentes de los neutrófilos, las plaquetas y la coagulación. En: Sola A, Rogido M,
editores. Cuidados especiales del Feto y del Recién Nacido. Buenos Aires: Científica Interamericana 2001: 642-653
– Doyle J, Schmidt B, Blanchette V, Zipursky A. Hematology. In: Avery G, Fletcher M, MacDonald M, editors. Neonatology:
Pathophisiology and management of the newborn. Fifth edition. Philadelphia: William & Wilkins 1999: 1045-1092
– Edstrom C, Christensen R, Andrew M. Developmental Aspects of Blood Hemostasis and Disorders of Coagulation and
Fibrinolysis in the Neonatal Period. In: Christensen R, editor. Hematologic Problems of the Neonato. Philadelphia: W.B.
Saunders Company 2000: 239-272
– Manotas R, Trastornos hematológicos en el neonato. En: Manotas R, editor. Neonatología. Medellín: Universidad de Antioquia
1994: 571-572
– Canadian Pediatric Society. Routive administration of vitamin k a newbrn pediatrics & child Health 1997 2(6): 429-31
Reafirmed March 2002
– American Academy of Pedaitrics. Controversies concerning vitamin k and the newborn pediatrics. Volume 112 – Number 1
July 2003 pp 191 – 192