HIPERBILIRRUBINEMIA NEONATAL

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO Fenobarbital: La administración a la madre de 1 gramo/día durante 8 días antes del parto según algunos trabajos han demostrado la disminución de los requerimientos de exanguinotransfusión cuyo mecanismo de acción seria la inducción de la actividad de la glucoroniltransferasa en el hígado. Se recomiendan dosis para recién nacidos entre 5 – 10 mg/kg/día por 5 días, se ha restringido para casos muy especiales de hiperbilirrubinemia prolongada. Otro medicamento son las métaloporfirinas que buscan una competencia con la heme-oxigenasa en la formación de bilirrubina logrando su inhibición a partir de la disminución de la producción de esta, estos compuestos se han utilizado tanto como tratamiento como profilaxis. La de mayor utilidad en clínica parece ser la estaño- mesoporfirina (SnMP), por su potencia, biodisponibilidad y menos efectos colaterales, dosis única de 0.75 mmg/kg/día intramuscular, (no aprobado por la FDA). Podría prevenir exanguinotransfusión en niños que no responden a fototerapia. La hiperbilirrubinemia sigue siendo un problema de salud en el neonato, por varias razones: es el diagnostico mas frecuente en neonatología, es la primera causa de reingreso al hospital en el periodo neonatal, los niveles de bilirrubina sérica son un indicador impreciso del neurodesarrollo a largo plazo, excepto cuando son muy elevados y/o se asocia con encefalopatía bilirrubínica. Se necesitan estudios adicionales en relación entre el daño del sistema nervioso central y la duración de hiperbilirubinemia, la unión de bilirrubina a la albúmina, y cambios vistos en la respuesta a los potenciales evocados cerebrales auditivos. Estos estudios podrían ayudar a identificar riesgo, aclarar el efecto de la bilirrubina sobre el SNC, y la intervención en el manejo. En neonatología el enfoque actual de la hiperbilirrubinemia se orienta hacia la prevención, por medio de sistemas de screening, detectar los neonatos con riesgos y antecedentes perinatales que puedan desarrollar hiperbilirrubinemia severa. La controversia sigue con los recién nacido de término sanos ictéricos, que ha pesar de las recomendaciones de la academia americana de pediatría constituyen el grupo de pacientes en los que se diagnosticaron kernicterus en los últimos años.
LECTURAS RECOMENDADAS
Subcommittee on Hyperbilirubinemia, AAP, Management of Hyperbilirubinemia in the Newborn infant 35 or more weeks of
gestation, Pediatrics 2004; 114:297-316.
Tiker F, Gurakan B, Tarcan A, Kinik S. Congenital hypothyroidism and early severe hiperbilirubinemia. Clin Pediatr 2003; 42:
365-6.
Immunoglobulin infusion for isoimmune hemolytic jaundice in neonates. Liley H, Alcok GS. Cochrane Database Syst Rev. 2002
(3)
Agrawal R, Deorari AK, Paul VK. Jaundice in newborn. Indian J Pediatr 2001; 68:977-80.
Bertini G, Dani C, Tronchin M, Rubaltelli F. Is Breastfeeding Really Favoring Early Neonatal Jaundice? Pediatrics 2001;107: e41.
Dennery PA, Seidman DS, Stevenson DK. Neonatal Hyperbilirubinemia. New England Journal of Medicine 2001;344: 22
Sola A. Hiperbilirrubinemia en el Recién Nacido Pretérmino. En: Rogido M, Sola A, editores. Cuidados especiales del Feto y del
Recién Nacido. Buenos Aires: Editorial Científica Interamericana; 2001: 618-621
Ventura P. Ictericia no hemolítica del Recién Nacido a término. En: Rogido M, Sola A, editores. Cuidados Especiales del Feto y
del Recién Nacido. Buenos Aires: Editorial Científica Interamericana; 2001: 604-617
Maruo Y, Nishizawa K, Sato H, Sawa H, Shimada M. Prolonged Unconjugated Hyperbilirubinemia Associated With Breast Milk
and Mutations of the Bilirubin Uridine Diphosphate- Glucuronosyltransferase Gene. Pediatrics 2000; 106: e5