InicioQuienes SomosTemas de MedicinaPreguntas de MedicinaConsulta online
®
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, doctor online las 24 horas del dia. ¡Doctor en linea Ahora!
doctor online
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot

doctor online

doctor en linea

doctor por internet

doctor online

doctor en linea
doctor por internet
doctores
Seleccione el doctor que necesita
>
Tratamiento de la infección
en las quemaduras
El paciente quemado parece ser especialmente susceptible a esta complicación, describiéndose tasas de
infección del catéter como complicación entre el 8% y el 57%49,50. Se puede confirmar una tromboflebitis
supurada hasta en el 5% de los pacientes hospitalizados por quemaduras en más del 20% de la SC51. En un
estudio prospectivo se documentó una correlación del 50% entre el microorganismo cultivado en la punta del
catéter y los conectores en las 48 horas siguientes a la inserción, y la incidencia de infección del catéter fue
inversamente proporcional a la distancia entre el lugar de inserción y la quemadura52. Es interesante observar que
las bacterias cultivadas en los catéteres infectados podían relacionarse con la piel en el 96% de los casos, un
dato que tiende a apoyar la hipótesis de que las infecciones del catéter surgen principalmente de los
contaminantes de la quemadura que migran desde el catéter hacia la punta. Una técnica de inserción estrictamente
aséptica de los catéteres intravasculares, el uso de catéteres de teflón y la rotación del lugar de inserción, de los
tubos y del aparato cada 72 horas son los factores relacionados con el descenso de las tasas de infección del
catéter53,54. Actualmente, todavía se discute sobre la efectividad de los catéteres recubiertos de antibiótico para
reducir el número de infecciones de la vía y permitir mantener de forma segura durante más tiempo un punto de
acceso venoso en la UCI de quemados. Es necesario continuar las investigaciones para aclarar el impacto que
esta tecnología puede tener en el control de los accesos intravenosos en el paciente con quemaduras. Se
recomienda que cada unidad de quemados adopte un protocolo para el cambio de vías y estandarizar el control de
los accesos y el seguimiento del resultado. Se debe sospechar una tromboflebitis supurada en los pacientes que
tengan hemocultivos positivos persistentemente sin signos de infección local. A menudo se observa supuración
después de extraer el catéter, por lo que los cultivos obtenidos en el momento de la extracción pueden no ser un
factor predictivo fiable de la infección. Es frecuente que no haya signos clínicos macroscópicos de tromboflebitis
supurada56. Mantener el registro de los sitios canulados previamente permite realizar venotomías secuenciales,
explorar la luz de la vía y efectuar un estudio histológico de la colonización de la íntima. Al confirmar el diagnóstico,
la escisión quirúrgica inmediata es esencial para prevenir la sepsis progresiva. Puede ser necesaria la escisión
completa de la vena hasta su entrada en la circulación central por la tendencia de la flebitis a migrar hacia las
valvas venosas, dejando una vena aparentemente normal entre los focos infectados. El tejido subcutáneo y la piel
deben abrirse en bloque cuando se extraiga una vena purulenta para permitir la granulación y el cierre por segunda
intención (v. figuras 10.44 y 10.45). Infecciones de vías urinarias Las infecciones de vías urinarias se asocian
habitualmente al uso prolongado y a menudo innecesario de sondas urinarias. La vigilancia sistemática de la orina
en el sondaje permanente debe hacerse mediante aspirados con aguja a través del componente de caucho con
una aguja de calibre 25, periódicamente dos o tres veces por semana. En nuestra unidad no se acostumbra a usar
irrigaciones antimicrobianas para prevenir las infecciones de vías urinarias, al pensar que no son particularmente
eficaces y que pueden conducir a una infección por microorganismos resistentes a antibióticos.

consulta online
consulta online
psicologo online
medico online
abogado online