InicioQuienes SomosTemas de MedicinaPreguntas de MedicinaConsulta online
®
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, doctor online las 24 horas del dia. ¡Doctor en linea Ahora!
doctor online
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot

doctor online

doctor en linea

doctor por internet

doctor online

doctor en linea
doctor por internet
doctores
Seleccione el doctor que necesita
>
Amniocentesis
La amniocentesis (también llamada "amnio") es una prueba prenatal común usada para diagnosticar ciertos defectos congénitos y trastornos genéticos. Las condiciones genéticas son problemas de salud y defectos de nacimiento que se transmiten desde el padre y la madre al bebé. Estos pueden causar problemas de salud para el bebé.
La amniocentesis es diferente de otra prueba prenatal llamada vellosidad coriónica o placenta (CVS). Hable con su proveedor de atención médica para averiguar si deben realizarse amnios, CVS u otras pruebas prenatales.

La Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomienda que todas las mujeres embarazadas tienen la opción de obtener pruebas prenatales como la amniocentesis. Su médico puede recomendarle que tenga un amnio si corre el riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento. La mayoría de las mujeres que reciben amnios encuentran que su bebé está bien.

Durante amnio, el proveedor de atención médica toma una pequeña muestra de líquido amniótico. El líquido amniótico es el líquido que rodea a su bebé en el útero. La muestra se usa para verificar la salud de su bebé.

Es mejor tener amnios durante el segundo trimestre, entre 15 y 20 semanas de embarazo. La amniocentesis antes de las 15 semanas ya no se recomienda porque conlleva un mayor riesgo de aborto espontáneo y otras complicaciones. La amniocentesis en el tercer trimestre puede encontrar infecciones en el útero (útero) o comprobar si los pulmones de su bebé están suficientemente desarrollados si ocurre un parto prematuro.

¿Cuáles son algunas de las razones para obtener amnios?


El profesional de la salud debe ofrecerle un amnio y puede pedir uno. Es posible que desee obtener un amnio si corre el riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Estos riesgos incluyen:

Tener más de 35 años, inclusive. El riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento, como el síndrome de Down, aumenta con la edad.
Tener otro hijo o embarazo con un defecto de nacimiento. Si tuvo un hijo o un embarazo con un defecto de nacimiento en el pasado, su proveedor de atención médica debe ofrecerle esta prueba.
Resultados anormales en la prueba de detección. La prueba de detección suele ser un análisis de sangre para ver si usted o su bebé tiene más probabilidades que otros de tener un cierto problema de salud. Se diferencia de una prueba de diagnóstico que le informa si tiene un problema de salud particular o no. Si tiene resultados anormales en una prueba de detección, su proveedor debe ofrecer amniocentesis. La mayoría de los bebés cuyos resultados de las pruebas son anormales nacen saludables.
Antecedentes familiares de un problema genético. Si usted, su pareja o un miembro de cualquiera de sus familias tienen una condición genética, como fibrosis quística o anemia de células falciformes, es posible que necesite amnios.
¿Cómo se realiza la prueba?

La amniocentesis tarda unos minutos. En primer lugar, su proveedor de atención médica le pide que se acueste boca arriba. Use ultrasonido para encontrar su bebé, placenta y bolsas de líquido amniótico. Luego limpia el abdomen con un líquido antibacteriano que destruye los gérmenes de su piel.

Luego, guiado por ultrasonido, su médico inserta una fina aguja a través del abdomen y el útero en el saco amniótico. La aguja dibuja alrededor de 1 a 2 cucharadas (1 onza) de líquido. Una vez que su muestra de líquido se toma, su proveedor de atención médica comprueba la frecuencia cardíaca del bebé normal.

La muestra de líquido amniótico se envía a un laboratorio, donde se examina y analiza. En el laboratorio, las células de su bebé se separan del líquido amniótico. Si se analiza la presencia de problemas genéticos en la muestra de su bebé, se permite que las células crezcan en el laboratorio durante unos 10 a 12 días, de modo que haya suficiente para detectar problemas. Los resultados de estas pruebas suelen estar listos en 2 semanas.

El laboratorio puede probar el líquido amniótico de su bebé para detectar la presencia de proteínas como la alfa-fetoproteína (AFP). Al medir la cantidad de AFP, puede comprobar si su bebé tiene defectos en el tubo neural. El tubo neural es la parte del bebé en desarrollo que se convertirá en el cerebro y la médula espinal. Los niveles de AFP suelen ser más altos si su bebé tiene un defecto del tubo neural. Los resultados de la prueba AFP suelen estar listos en pocos días.
Amniocentesis

consulta online
consulta online
psicologo online
medico online
abogado online